top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

EL REFLUJO GASTROESOFAGICO CON AGRURAS EN NIÑOS

¿QUÈ ES EL REFLUJO GASTROESOFAGICO CON AGRURAS EN NIÑOS?

El reflujo gastroesofágico con esofagitis en niños es una condición en la cual el contenido del estómago retrocede hacia el esófago, causando irritación y posiblemente inflamación en el revestimiento del esófago. Este problema es común en la infancia, especialmente en lactantes menores de un año.

 

¿ QUÈ SINTOMAS PRESENTA?

Los niños con esta condición pueden experimentar una variedad de síntomas, que pueden incluir:

 

Regurgitación o vómitos frecuentes.

Dolor o malestar en el pecho.

Dificultad para alimentarse o rechazo de la comida.

Problemas de sueño, como despertarse frecuentemente durante la noche.

Irritabilidad o llanto excesivo después de las comidas.

Tos crónica o recurrente.

Problemas respiratorios, como sibilancias o dificultad para respirar.

Sección 3: ¿Por qué se produce el reflujo gastroesofágico con esofagitis en niños?

Esta condición ocurre cuando el músculo que se encuentra entre el esófago y el estómago, llamado esfínter esofágico inferior, no se cierra adecuadamente. Esto permite que el contenido del estómago, incluyendo los ácidos digestivos, regrese al esófago, irritando su revestimiento.

 

Algunos factores que pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad incluyen:

 

Inmadurez del sistema digestivo en los lactantes.

Posición incorrecta durante la alimentación.

Sobrealimentación.

Consumo de alimentos irritantes (como alimentos picantes o cítricos).

Obesidad.

Enfermedades neuromusculares.

 

¿QUÈ HACER EN CASA?

Si sospechas que tu hijo puede estar experimentando reflujo gastroesofágico con esofagitis, es importante que consultes a su pediatra para un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento. Sin embargo, algunas medidas que puedes tomar en casa para aliviar los síntomas incluyen:

 

Mantener al bebé en una posición vertical después de las comidas.

Fraccionar las comidas en porciones más pequeñas y frecuentes.

Evitar el sobrellenado durante la alimentación.

Evitar alimentos irritantes o que puedan aumentar la acidez en el estómago.

Elevar la cabecera de la cama del niño durante la noche.

Evitar el tabaco pasivo y el humo de segunda mano, ya que esto puede empeorar los síntomas.

Recuerda siempre consultar con un profesional médico antes de comenzar cualquier tratamiento en casa y seguir las recomendaciones específicas para tu hijo. El reflujo gastroesofágico con esofagitis en niños es tratable y, en la mayoría de los casos, mejora con el tiempo.



Mayor informacion:


Video:


90 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page