top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

BRONQUIOS CERRADOS (HIPERREACTIVIDAD BRONQUIAL)

¿ QUE ES?

La hiperreactividad bronquial en niños pequeños es una condición en la que los bronquios son más sensibles a ciertos estímulos, lo que puede llevar a síntomas de asma o dificultad para respirar. La crianza de niños con esta condición requiere un enfoque especializado para garantizar su salud y bienestar.


¿QUE HACER EN CASA?


Aquí te presento recomendaciones para manejar la crianza de niños pequeños con hiperreactividad bronquial: 1. Educación y Conciencia:

Es fundamental entender en qué consiste la hiperreactividad bronquial y cómo afecta a tu hijo. Aprende sobre los desencadenantes y los síntomas para poder manejar la situación de manera efectiva. 2. Comunicación con el Médico: Mantén una comunicación constante con el médico de tu hijo. El médico puede ofrecer orientación específica sobre el tratamiento y las medidas a tomar en caso de síntomas. 3. Identificación de Desencadenantes:

Aprende a identificar los desencadenantes que pueden empeorar los síntomas de hiperreactividad bronquial, como alergias, humo, polen o cambios climáticos. 4. Evitar Exposición a Desencadenantes:

En la medida de lo posible, evita la exposición de tu hijo a los desencadenantes conocidos. Esto podría incluir cambios en el ambiente del hogar y la planificación de actividades al aire libre. 5. Uso de Medicamentos según Indicación Médica:

Sigue las indicaciones del médico en cuanto al uso de medicamentos. Puede ser necesario administrar broncodilatadores o corticosteroides según las necesidades y recomendaciones médicas. 6. Creación de un Ambiente Saludable:

Mantén un entorno limpio y libre de alérgenos. Utiliza purificadores de aire y asegúrate de que la habitación de tu hijo esté bien ventilada. 7. Dieta y Nutrición Adecuadas:

Una dieta equilibrada y saludable puede fortalecer el sistema inmunológico y ayudar en el manejo de los síntomas. Consulta con un médico o dietista para obtener orientación. 8. Fomento de la Hidratación:

Mantener una hidratación adecuada puede ayudar a mantener las vías respiratorias húmedas y aliviar la irritación. 9. Promoción de un Estilo de Vida Activo:

Fomenta la actividad física moderada, ya que puede mejorar la función pulmonar y la salud en general. Sin embargo, consulta con el médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicios. 10. Educación a los Cuidadores y Maestros:

Si tu hijo asiste a la escuela o a cuidado infantil, asegúrate de que los cuidadores estén informados sobre la condición y sepan cómo manejarla en caso de emergencia. 11. Observación de Síntomas:

Mantén un registro de los síntomas de tu hijo, como tos, dificultad para respirar o sibilancias. Esto puede ayudar al médico a ajustar el tratamiento según sea necesario. 12. Manejo del Estrés:

El estrés puede exacerbar los síntomas de hiperreactividad bronquial. Enseña a tu hijo técnicas de manejo del estrés, como la respiración profunda y la relajación.

¿EN QUE MOMENTO BUSCAR APOYO PROFESIONAL?


Si los síntomas empeoran o se vuelven más frecuentes, si tu hijo tiene dificultades para respirar o si experimenta una emergencia respiratoria, busca ayuda médica de inmediato. En resumen, los niños pequeños con hiperreactividad bronquial requiere un enfoque proactivo y cuidadoso para garantizar su bienestar. Al trabajar en colaboración con profesionales de la salud y tomar medidas específicas para evitar desencadenantes, puedes ayudar a tu hijo a llevar una vida lo más saludable posible.




162 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page