top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

REFRIGERAR, CONGELAR Y ALMACENAR LA LECHE MATERNA

¿Cómo Refrigerar, Congelar y Almacenar la Leche Materna?


El manejo adecuado de la leche materna es esencial para mantenerla segura y nutritiva para tu bebé. Aquí te mostramos cómo refrigerar, congelar y almacenar la leche materna de manera adecuada:


Refrigeración de la Leche Materna:


Lavado de Manos:

Lávate bien las manos antes de manipular la leche materna.

Recipientes Limpios:

Utiliza recipientes de vidrio o plástico aptos para alimentos y esterilízalos antes de usarlos.

Etiquetado:

Etiqueta cada recipiente con la fecha en que extrajiste la leche para asegurarte de usarla en el orden adecuado (la leche más antigua primero).

Enfriamiento Rápido:

Después de extraer la leche, refrigérala lo antes posible. Idealmente, colócala en el refrigerador dentro de una hora después de la extracción.

Temperatura del Refrigerador:

La leche materna se puede almacenar en el refrigerador a una temperatura de 4°C (39°F) o menos. Evita colocarla en la puerta del refrigerador, ya que la temperatura puede variar.

Uso Rápido:

Se recomienda usar la leche materna refrigerada dentro de 3-5 días para garantizar su calidad.


Congelación de la Leche Materna:


Limpieza y Etiquetado:

Lava y esteriliza los recipientes de almacenamiento. Etiqueta cada recipiente con la fecha.

Porciones Pequeñas:

Divide la leche en porciones pequeñas para evitar desperdiciarla. No llenes los recipientes hasta arriba, ya que la leche se expandirá al congelarse.

Congelación Rápida:

Coloca los recipientes de leche en la parte posterior del congelador, donde la temperatura es más constante. La leche materna se puede congelar a una temperatura de -18°C (0°F) o más fría.

Tiempo de Almacenamiento:

La leche materna se puede almacenar en el congelador durante aproximadamente 6 meses. Sin embargo, es mejor usarla en los primeros 3 meses para mantener su calidad nutricional.


Descongelación y Uso de la Leche Materna Congelada:


Descongelación Segura:

Para descongelar la leche materna, puedes hacerlo en el refrigerador durante varias horas o bajo agua tibia. Evita descongelarla en el microondas, ya que puede calentar la leche de manera desigual.

Uso Rápido:

Una vez descongelada, utiliza la leche materna dentro de las 24 horas y no la vuelvas a congelar.

Agitación Suave:


Antes de ofrecer la leche materna al bebé, agítala suavemente para mezclar las capas de grasa que pueden separarse durante la congelación.

Recuerda que la calidad de la leche materna puede variar de una extracción a otra y de una madre a otra. Siempre sigue las pautas de manejo de la leche materna y las recomendaciones de tu profesional de la salud para garantizar la seguridad y la nutrición de tu bebé.



Fuente:

Healthychild.org

90 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page