top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

EPISTAXIS (SANGRADO NASAL) EN NIÑOS

¿QUÉ ES?


La epistaxis, comúnmente conocida como sangrado nasal, es una condición en la que hay una pérdida de sangre por una o ambas fosas nasales. Puede ocurrir en niños debido a diversas causas, como el clima seco, la irritación nasal, lesiones o afecciones médicas subyacentes. Los cuidados adecuados son esenciales para detener el sangrado y prevenir recurrencias.


¿ QUÉ HACER EN CASA PARA EL SANGRADO NASAL EN NIÑOS?


Cuando un niño tiene un episodio de sangrado nasal, es importante tomar medidas adecuadas para controlarlo. Aquí hay algunas acciones clave que puedes tomar:


Mantén la Calma:

Tranquiliza al niño y mantén la calma tú mismo. El estrés puede empeorar la situación.

Inclina la Cabeza hacia Adelante:

A diferencia de la creencia popular, inclinar la cabeza hacia adelante en lugar de hacia atrás puede ayudar a prevenir la ingestión de sangre y evitar que la sangre fluya hacia la garganta.

Presiona suavemente las Fosas Nasales:

Pídele al niño que apriete suavemente sus fosas nasales con los dedos durante aproximadamente 10 minutos. Esto puede detener el sangrado.

Aplicar Compresas Frías:

Aplica una compresa fría en la parte posterior del cuello o en la frente del niño para ayudar a reducir la inflamación y el flujo sanguíneo.

Evita Tocar o Rascar:

Asegúrate de que el niño no se toque ni rasque la nariz durante el sangrado, ya que esto puede empeorarlo.

Humedad:

Si el aire está seco, utiliza un humidificador en la habitación del niño para mantener la mucosa nasal húmeda.


¿CUÁNDO SOLICITQR APOYO MÉDICO?


En la mayoría de los casos, el sangrado nasal en niños se detiene con cuidados en casa. Sin embargo, debes buscar atención médica en los siguientes casos:


Sangrado Persistente:

Si el sangrado no se detiene después de 20-30 minutos de presión y otras medidas, busca atención médica.

Sangrado Severo:

Si el sangrado es profuso o causa preocupación por su cantidad, consulta a un médico.

Sangrado Después de una Lesión Grave:

Si el sangrado nasal sigue a una lesión grave en la cabeza o la cara, busca atención médica de inmediato.

Sangrado Recurrente:

Si el niño experimenta episodios frecuentes de sangrado nasal sin una causa evidente, consulta a un médico, ya que podría haber una afección subyacente.

En resumen, la epistaxis en niños es común y generalmente se puede manejar en casa con cuidados adecuados. Sin embargo, es esencial buscar atención médica si el sangrado es persistente, severo o recurrente, o si está relacionado con una lesión grave. La mayoría de los casos de sangrado nasal son benignos y pueden tratarse con medidas simples.



Mayor información:




50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page