top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

SIGNOS DE DESHIDRATACION EN NIÑOS

¿QUÉ SON LOS SIGNOS DE DESHIDRATACIÓN EN LOS NIÑOS?


La deshidratación es una preocupación común en los niños, especialmente en climas cálidos o cuando están enfermos. La deshidratación es una condición en la que el cuerpo pierde más líquidos de los que recibe. En los niños, esto puede ocurrir debido a diversas razones, como fiebre, vómitos, diarrea o simplemente no beber suficientes líquidos. Los niños pequeños son particularmente susceptibles a la deshidratación, ya que su sistema corporal aún se está desarrollando.


¿QUÉ HACER PARA RECONOCER LOS DATOS DE DESHIDRATACIÓN?


Es fundamental estar alerta a los signos de deshidratación en los niños. Algunos de los signos más comunes incluyen:


Boca seca y pegajosa:

La sequedad en la boca y los labios es un signo temprano de deshidratación.

Orina oscura y escasa:

Si la orina de tu hijo es de color oscuro y orina menos de lo habitual, puede ser un indicador de deshidratación.

Piel fría y pálida:

La piel puede sentirse fría al tacto y mostrar palidez.

Ojos hundidos:

Los ojos pueden parecer hundidos en las cuencas o tener una mirada vidriosa.

Irritabilidad y letargo:

Los niños deshidratados pueden volverse irascibles o extremadamente somnolientos.

Llanto sin lágrimas:

Si tu hijo llora pero no produce lágrimas, esto puede ser un signo de deshidratación.


¿QUÉ HACER EN CASA PARA IDENTIFICAR LOS SIGNOS DE DESHIDRATACIÓN?


La prevención es fundamental para evitar la deshidratación en los niños. Aquí hay algunas medidas que puedes tomar en casa:


Asegurar la hidratación:

Asegúrate de que tu hijo beba líquidos regularmente, especialmente en climas cálidos o cuando estén enfermos. El agua y los líquidos con electrolitos pueden ser beneficiosos.

Ofrecer alimentos ricos en agua: Incluye frutas y verduras con alto contenido de agua en la dieta de tu hijo, como sandía, melón, pepinos y naranjas.

Vigilar los síntomas:

Mantén un ojo en los signos de deshidratación mencionados anteriormente y actúa rápidamente si los notas.

Evitar la exposición excesiva al calor:

En climas calurosos, limita el tiempo que tu hijo pasa al sol y asegúrate de que estén bien hidratados.


¿CUÁNDO ACUDIR A CONSULTA MÉDICA?


Si sospechas que tu hijo está deshidratado o notas signos graves de deshidratación, es crucial buscar atención médica de inmediato. La deshidratación severa puede ser peligrosa, especialmente en los niños pequeños, y puede requerir tratamiento médico que incluye la administración de líquidos intravenosos.


En resumen, es fundamental estar alerta a los signos de deshidratación en los niños y tomar medidas para prevenirla. La hidratación adecuada es clave para mantener a tus hijos saludables y activos. Siempre confía en tu instinto como padre y busca ayuda médica si tienes preocupaciones sobre la hidratación de tu hijo. La salud y el bienestar de tus hijos son prioridad.


Mayor información:

Botas SI y cols. Deshidratación en niños. Ann Med; 2011: 56; (3):146-155

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page