top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

RINITIS ALERGICA

¿Qué es la Rinitis Alérgica en Niños?

La rinitis alérgica en niños pequeños es una afección común que involucra la inflamación de la mucosa nasal debido a una respuesta exagerada del sistema inmunológico a alérgenos específicos. Estos alérgenos, como polen, ácaros del polvo, pelo de animales o moho, desencadenan síntomas que afectan la nariz y, en algunos casos, los ojos. Reconocer y manejar la rinitis alérgica en los más pequeños es esencial para su bienestar.

 

¿Qué Síntomas se Presentan en la Rinitis Alérgica en Niños?

Congestión Nasal:

Los niños pueden experimentar obstrucción nasal, dificultando la respiración por la nariz.

Secreción Nasal Clara o Espesa:

La nariz puede producir mucosidad acuosa o más espesa, dependiendo de la gravedad de la rinitis.

Estornudos Frecuentes:

Los estornudos repetidos son comunes y pueden aumentar durante la exposición a alérgenos.

Picazón en la Nariz y Ojos:

Los niños pueden frotarse la nariz y los ojos debido a la picazón, contribuyendo a la irritación.

Ojos Llorosos o Irritados:

Puede haber enrojecimiento, picazón y lagrimeo en los ojos, especialmente durante la temporada de alergias.

 

¿Cómo se Desarrolla la Rinitis Alérgica en Niños?

 

La rinitis alérgica se desarrolla cuando el sistema inmunológico reacciona exageradamente a alérgenos específicos. En los niños pequeños, la exposición a estos alérgenos puede ocurrir tanto en el hogar como al aire libre. Factores genéticos también pueden influir en la predisposición a desarrollar rinitis alérgica.

 

La respuesta alérgica provoca la liberación de sustancias químicas, como la histamina, que desencadenan la inflamación en la mucosa nasal. Este proceso conduce a los síntomas molestos asociados con la rinitis alérgica.

 

¿Qué Hacer en Casa para Niños Pequeños con Rinitis Alérgica?

Identificación de Alérgenos:

Trabaja con el pediatra para identificar los alérgenos específicos que desencadenan los síntomas.

Control Ambiental:

Implementa medidas para reducir la exposición del niño a alérgenos, como el uso de fundas antiácaros y la limpieza regular del hogar.

Limpieza Nasal:

Utiliza soluciones salinas o gotas nasales específicas para niños para aliviar la congestión y mantener las fosas nasales limpias.

Humidificación del Ambiente:

Un humidificador en la habitación puede ayudar a mantener la humedad, aliviando la irritación nasal.

Medicamentos:

Consulta con el pediatra sobre el uso de antihistamínicos u otros medicamentos recomendados para controlar los síntomas.

Rutina de Baño:

Realiza baños regulares para eliminar posibles alérgenos de la piel y el cabello del niño.

Educación sobre Alergias:

Enseña al niño sobre sus alergias y la importancia de evitar ciertos desencadenantes.

Consulta Médica Regular:

Realiza chequeos regulares con el pediatra para evaluar la efectividad del tratamiento y realizar ajustes según sea necesario.

La gestión exitosa de la rinitis alérgica en niños pequeños implica una combinación de control ambiental, tratamiento farmacológico y educación continua. Trabajar en colaboración con el pediatra permitirá a los padres proporcionar el mejor cuidado posible y mejorar la calidad de vida de sus hijos afectados por esta condición.






Fuente:

362 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page