top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

RECOMENDACIONES PARA DORMIR A LOS BEBES PEQUEÑOS

¿QUÉ ES?


Dormir al bebé pequeño con seguridad es una preocupación fundamental para los padres y cuidadores. Se trata de adoptar prácticas y precauciones adecuadas para garantizar que el bebé duerma de manera segura y reducir el riesgo de incidentes como el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y otros peligros relacionados con el sueño infantil.


¿QUÉ HACER EN CASA?


Colocar al bebé en una cuna segura:

Utiliza una cuna o moisés con barandas fijas, sin espacios grandes entre las barras. Asegúrate de que el colchón sea firme y que quepa perfectamente en la cuna sin dejar espacio en los bordes.

Posición para dormir:

Siempre coloca al bebé boca arriba para dormir. Esta posición ha demostrado ser la más segura para reducir el riesgo del SMSL. Evita que el bebé duerma boca abajo o de lado, a menos que el pediatra lo indique por razones médicas.

Ambiente de sueño seguro:

Mantén la cuna libre de juguetes, almohadas, mantas sueltas y cualquier objeto blando que pueda suponer un riesgo de asfixia. No coloques almohadas para adultos o cojines en la cuna del bebé.

Evita el tabaquismo:

No permitas que nadie fume en el hogar ni cerca del bebé, ya que el humo de segunda mano aumenta el riesgo de SMSL.

Control de temperatura:

Asegúrate de que la habitación del bebé esté a una temperatura confortable y no demasiado caliente. No es necesario abrigar en exceso al bebé; una capa de ropa adicional puede ser suficiente si hace frío.

Supervisión constante:

Siempre coloca al bebé en su propia cuna para dormir y evita compartir la cama con él, ya que esto puede aumentar el riesgo de asfixia. Sin embargo, la habitación del bebé puede estar cerca de la tuya para facilitar la supervisión.


¿CUÁNDO ACUDIR A CONSULTA?


Es importante programar consultas regulares con el pediatra para discutir el sueño seguro y asegurarse de que estás siguiendo las pautas adecuadas. Además, debes consultar a un profesional de la salud si:


El bebé muestra síntomas de enfermedad, como fiebre, dificultad para respirar o vómitos durante el sueño.

Notas cambios en el patrón de sueño que parecen anormales o inquietantes.

Tienes preguntas o preocupaciones sobre el sueño seguro de tu bebé.

Recuerda que el sueño seguro es esencial para el bienestar y la seguridad de tu bebé. Siguiendo estas pautas y buscando orientación médica cuando sea necesario, estarás brindando el mejor ambiente de sueño posible para tu pequeño.

Mayor información:

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page