top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

PRUEBAS PARA DETECTAR DEFECTOS CONGÉNITOS EN EL RECIÉN NACIDO

¿QUÉ ES?


Las pruebas para detectar defectos congénitos en el recién nacido son exámenes médicos que se realizan poco después del nacimiento para identificar cualquier afección o anormalidad presente desde el nacimiento. Estas pruebas son esenciales para diagnosticar tempranamente problemas de salud que pueden requerir tratamiento o seguimiento médico.


¿QUÉ HACER EN CASA PARA DETECTAR PROBLEMAS CONGENITOS DURANTE EL EMBARAZO?


Educación prenatal:

Durante el embarazo, busca información sobre las pruebas de detección de defectos congénitos que se realizarán a tu bebé. Comprende en qué consisten y cuál es su propósito.

Preguntas al profesional de la salud:

Conversa con tu obstetra o pediatra acerca de las pruebas que se realizarán a tu bebé y cualquier inquietud que tengas.

Seguimiento de resultados:

Si se realizan pruebas de detección de defectos congénitos a tu bebé, asegúrate de recibir los resultados y de entender su significado. Pregunta al profesional de la salud sobre cualquier resultado que requiera atención o seguimiento.

Apoyo emocional:

Si recibes noticias sobre un posible defecto congénito en tu bebé, busca apoyo emocional de familiares, amigos y grupos de apoyo. La noticia puede ser abrumadora, y compartir tus sentimientos puede ayudar.


Algunas pruebas son las siguientes

Amniocentesis:

Qué es: La amniocentesis es una prueba en la que se toma una muestra del líquido amniótico que rodea al feto en el útero de la mujer embarazada.

Cuándo se realiza: Esta prueba se realiza preferentemente en el segundo trimestre del embarazo, generalmente entre las semanas 15 y 20.

Muestras de las vellosidades coriónicas:

Qué es: En esta prueba, se toma una pequeña muestra del tejido de la placenta (vellosidades coriónicas) para su análisis en el laboratorio.

Cuándo se realiza: Idealmente, se realiza entre las 10 y 12 semanas del embarazo.

Prueba genética:

Qué es: Esta prueba implica tomar una muestra de sangre de la mujer embarazada para analizar el ADN y detectar posibles alteraciones genéticas en el feto.

Cuándo se realiza: La prueba genética se realiza alrededor de las 10 semanas de embarazo.


Estas pruebas son importantes para identificar posibles problemas congénitos en el feto y proporcionar a los médicos y padres la información necesaria para tomar decisiones sobre la atención y el tratamiento del bebé. Si se obtienen resultados anormales en estas pruebas, es fundamental buscar orientación y apoyo de profesionales de la salud especializados en genética y salud materno-infantil.


¿CUÁNDO BUSCAR APOYO PROFESIONAL?


Debes considerar buscar apoyo profesional cuando:


Resultados anormales:

Si los resultados de las pruebas de detección indican un posible defecto congénito, busca el consejo y la orientación de un genetista o un especialista en salud infantil.

Necesidad de pruebas adicionales:

Si se requieren pruebas de seguimiento o diagnósticas adicionales, busca la orientación de un especialista médico para entender y gestionar el proceso.

Necesidad de asesoramiento genético:

Si tienes preocupaciones sobre la herencia de posibles defectos congénitos en tu familia, considera consultar a un asesor genético antes o durante el embarazo.

La detección temprana de defectos congénitos en el recién nacido es fundamental para brindar atención médica oportuna y apoyo a los padres. Entender las pruebas y los resultados es esencial para tomar decisiones informadas y garantizar el bienestar de tu hijo. Siempre busca el apoyo de profesionales de la salud en caso de preocupaciones o resultados anormales.



Mayor información:

Helathychildren.org

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page