top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

PIE PLANO EN LOS NIÑOS

¿QUÉ ES EL PIE PLANO EN NIÑOS?

 

El pie plano es una condición común en la infancia, donde los arcos del pie tocan total o parcialmente el suelo. En niños de 2 años, es especialmente frecuente debido al desarrollo gradual de las estructuras musculares y óseas. Es importante entender que, en muchos casos, los arcos del pie se desarrollarán de forma natural con el tiempo. Sin embargo, la observación y la toma de medidas adecuadas son esenciales para garantizar un desarrollo saludable.

 

¿QUÉ HACER EN CASA?

 

Calzado Apropiado:

Asegúrate de que tu hijo use zapatos que brinden buen soporte, pero que también permitan el movimiento natural del pie. Evita los zapatos demasiado ajustados, ya que podrían afectar el desarrollo adecuado.

Juego Descalzo:

Permitir que tu hijo juegue descalzo en superficies seguras y limpias puede fortalecer los músculos de los pies y favorecer el desarrollo de los arcos. Esto es especialmente beneficioso en interiores.

Ejercicios para los Pies:

Realiza suavemente ejercicios de flexión y extensión de los dedos del pie. Estos ejercicios simples pueden contribuir al fortalecimiento de los músculos y al desarrollo adecuado de los arcos.

Estimulación Motora:

Fomenta actividades que promuevan la estimulación motora, como caminar, correr y saltar. Estos movimientos ayudarán al desarrollo muscular y al fortalecimiento de los pies.

 

¿CUÁNDO PEDIR AYUDA PROFESIONAL?

 

Si bien el pie plano es común, hay situaciones en las que se debe buscar la opinión de un especialista:

Persistencia:

Si la condición persiste más allá de los 3 años, es recomendable buscar la opinión de un pediatra o un ortopedista pediátrico.

Dolor o Molestias:

Si tu hijo experimenta dolor o molestias al caminar o al realizar actividades físicas, es crucial consultar con un profesional.

Dificultades en la Marcha:

Si observas dificultades significativas en la marcha o si tu hijo tiene problemas para participar en actividades físicas normales, es hora de buscar ayuda profesional.

Recuerda, cada niño es único y el desarrollo de los pies puede variar. La observación regular, junto con intervenciones simples en casa, puede marcar la diferencia. Sin embargo, siempre es aconsejable buscar la opinión de un profesional de la salud para obtener orientación personalizada y asegurar un desarrollo saludable y feliz para los pies de tus pequeños.





2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page