top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

LA FIEBRE EN NIÑOS PEQUEÑOS

¿QUE ES LA FIEBRE EN NIÑOS PEQUEÑOS?


La fiebre en el niño pequeño es un aumento temporal de la temperatura corporal que puede ser una respuesta del cuerpo a infecciones u otras condiciones médicas. Es importante recordar que la fiebre en sí misma no es una enfermedad, sino un síntoma de un problema subyacente.


¿QUE HACER EN CASA PARA EL MANEJO DE LA FIEBRE EN NIÑOS PEQUEÑOS?


El manejo adecuado de la fiebre en un niño pequeño puede ayudar a aliviar su malestar y promover una recuperación más rápida. Aquí hay algunas pautas generales para el manejo de la fiebre en el hogar:


Mantén al niño cómodo:

Asegúrate de que el niño esté vestido de manera ligera y cómoda. Evita abrigarlo en exceso, ya que esto puede aumentar la temperatura corporal.

Hidratación:

Asegúrate de que el niño esté bien hidratado. Ofrece agua, leche materna o fórmula con regularidad para prevenir la deshidratación.

Medicamentos para la fiebre:

Si el niño está incómodo o tiene fiebre alta, puedes administrar medicamentos para la fiebre como el paracetamol o el ibuprofeno según las indicaciones del pediatra y siguiendo las dosis recomendadas.

Descanso:

El descanso adecuado para que el cuerpo del niño pueda recuperarse. Esto incluye siestas regulares y una cantidad suficiente de horas de sueño durante la noche.

Baño tibio:

Un baño tibio puede ayudar a reducir la temperatura corporal del niño. No uses agua fría, ya que esto puede causar escalofríos.


¿CUANDO BUSCAR AYUDA MÉDICA?


Aunque la fiebre en la mayoría de los casos es una respuesta normal del cuerpo a una infección y suele ser inofensiva, hay situaciones en las que debes buscar atención médica para un niño con fiebre:


Fiebre alta persistente:

Si la fiebre persiste durante más de 24 horas en un niño pequeño si es acompañada de otros síntomas preocupantes, como dificultad para respirar, consulta a un médico.

Fiebre en un recién nacido:

Si un recién nacido (menor de 3 meses) tiene fiebre, se debe buscar atención médica de inmediato, ya que puede indicar una infección grave.

Síntomas graves:

Si el niño presenta síntomas graves como convulsiones, confusión, rigidez en el cuello, dificultad para respirar o erupciones cutáneas graves, busca atención médica inmediata.

Fiebre que no cede con medicamentos: Si la fiebre no responde a los medicamentos para la fiebre o vuelve a aparecer después de un período sin fiebre, consulta a un médico.

Menos de 2 meses de edad con fiebre de 38°C (100.4°F) o más:

En bebés menores de 2 meses, incluso una fiebre moderada es motivo de preocupación y requiere atención médica.


En resumen, la fiebre en un niño pequeño es un síntoma común que generalmente es una respuesta del cuerpo a una infección. El manejo adecuado en casa, que incluye mantener al niño cómodo, hidratado y administrar medicamentos según las indicaciones, es importante. Sin embargo, es esencial buscar atención médica cuando sea necesario, especialmente si la fiebre es persistente, alta o está acompañada de otros síntomas preocupantes. La seguridad y el bienestar del niño son la prioridad.


Mas información.

Infografía

368 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page