top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

COVID-19 “LARGO” EN NIÑOS


¿QUÉ ES?


A medida que la pandemia de COVID-19 ha evolucionado, hemos aprendido que algunos niños experimentan una serie de síntomas persistentes incluso después de haber superado la infección aguda. Este fenómeno se conoce como "COVID-19 largo" o "Long COVID". En esta entrada, exploraremos qué es el COVID-19 largo en niños, cómo abordarlo y brindar apoyo a los afectados y sus familias. El COVID-19 largo en niños se refiere a la persistencia de síntomas y efectos secundarios de la infección mucho después de la fase aguda de la enfermedad. Los síntomas pueden variar ampliamente y pueden afectar diferentes sistemas del cuerpo. Algunos de los síntomas comunes incluyen:


Fatiga persistente.

Dificultades respiratorias.

Dolores de cabeza.

Dolor en el pecho.

Palpitaciones cardíacas.

Problemas gastrointestinales.

Problemas de concentración y memoria.

Síntomas neurológicos.

Es importante destacar que el COVID-19 largo puede afectar a niños que experimentaron infecciones leves o incluso asintomáticas durante la fase aguda.


Abordando el COVID-19 "Largo" en Niños:


Evaluación Médica: Si un niño experimenta síntomas persistentes después de una infección por COVID-19, es esencial buscar atención médica para una evaluación completa.

Atención Multidisciplinaria: El tratamiento del COVID-19 largo en niños a menudo requiere la colaboración de varios especialistas, como pediatras, neumólogos, cardiólogos, y psicólogos.

Rehabilitación y Terapia: Dependiendo de los síntomas, pueden ser necesarios programas de rehabilitación y terapia física o cognitiva.

Apoyo Emocional: Tanto los niños como sus familias pueden experimentar ansiedad y estrés debido a los síntomas persistentes. El apoyo emocional es crucial y puede incluir terapia psicológica.


Brindando Apoyo a los Niños y sus Familias:


Comunicación Abierta:

Fomenta la comunicación abierta y honesta con los niños afectados. Escucha sus preocupaciones y miedos.

Educación:

Ayuda a los niños a comprender lo que están experimentando y proporciona información sobre el COVID-19 largo de manera adecuada a su edad.

Apoyo Escolar:

Trabaja con la escuela para garantizar que los niños reciban el apoyo necesario en el aprendizaje si tienen síntomas que afectan su concentración o memoria.

Paciencia y Empatía: Tanto los niños como sus familias pueden necesitar tiempo para adaptarse a la nueva realidad. La paciencia y la empatía son fundamentales.

Red de Apoyo: Busca el apoyo de grupos de pacientes o redes de apoyo en línea, donde las familias pueden compartir experiencias y consejos.

Es esencial abordar el COVID-19 largo en niños con atención médica adecuada y proporcionar apoyo emocional tanto a los niños como a sus familias. Si bien esta condición puede ser desafiante, con el tiempo y el tratamiento adecuado, muchos niños pueden recuperarse y volver a una vida saludable y activa.


Mayor información:

Healthychildren.org

66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page