top of page
  • Foto del escritorDr Valenciano

CONDUCTA AGRESIVA EN NIÑOS

Actualizado: 17 sept 2023

¿QUÉ ES?


La conducta agresiva en niños es un tema que preocupa a muchos padres. Puede manifestarse de diversas formas, como golpear, morder, patear, gritar o arañar. Esta conducta puede ser confusa y frustrante para los padres, pero es importante recordar que es una etapa relativamente común del desarrollo infantil. La agresión en los niños pequeños suele ser una forma de expresar sus emociones y necesidades cuando aún no tienen las habilidades para comunicarse de manera efectiva.


La conducta agresiva puede tener múltiples causas, desde la imitación de comportamientos observados en otros niños o adultos, hasta el resultado de sentirse frustrado, ansioso o sobrepasado. Entender por qué un niño está actuando de manera agresiva es un paso fundamental para abordar el problema de manera efectiva.


¿ QUÈ HACER EN CASA PARA MANEJAR LA CONDUCTA AGRESIVA EN NIÑOS?


Comunicación abierta:

Fomentar un ambiente en el que el niño se sienta cómodo expresando sus emociones y necesidades es clave. Anímales a hablar sobre lo que sienten en lugar de recurrir a la agresión.

Modelo de comportamiento:

Los niños tienden a imitar lo que ven. Es importante que los padres y cuidadores muestren una conducta pacífica y respetuosa en su propia interacción.

Establecer límites:

Los niños necesitan límites claros y consistentes. Explica las reglas y las consecuencias de no seguirlas de manera calmada y con empatía.

Enseñar habilidades de resolución de conflictos:

Ayuda a tu hijo a desarrollar habilidades para resolver problemas y expresar sus emociones de manera adecuada. Esto les ayudará a lidiar con la frustración de manera más saludable.

Reforzar el comportamiento positivo:

Elogia y recompensa el buen comportamiento. Reforzar conductas positivas puede ser más eficaz que castigar las negativas.


¿CUANDO SOLICITAR APOYO PROFESIONAL?


En algunos casos, la conducta agresiva en niños puede ser más persistente o intensa, lo que puede requerir la intervención de un profesional de la salud mental o un terapeuta especializado en el comportamiento infantil. Debes considerar buscar ayuda profesional si:


La agresión es peligrosa para el niño o para otros.

La agresión persiste a pesar de los esfuerzos en casa.

La agresión se presenta en múltiples situaciones y con diferentes personas.

El niño muestra signos de malestar emocional significativo, como ansiedad o depresión.

Sientes que no puedes manejar la situación por tu cuenta y necesitas orientación experta.

Recuerda que cada niño es único, y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. La clave es ser paciente, comprensivo y estar dispuesto a adaptar las estrategias a las necesidades individuales de tu hijo. No dudes en buscar apoyo profesional si lo necesitas, ya que un enfoque temprano y adecuado puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades de manejo de la agresión y a crecer de manera saludable en todos los aspectos.


Mayor información:

Academia Americana de Pediatría.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page